Rosa Avivar

Soy Rosa Avivar. Mis primeros estudios después del bachiller y de la prueba de acceso a la universidad fueron los de estética. Estudié estética en una academia privada que tenía la fama  de ser la mejor. Remedios Cáceres me pagaba estos estudios a cambio de ayudarla en su gabinete estético. Así fue como comencé a trabajar para poder pagarme los estudios de psicología y más tarde de enfermería. Al acabar en la academia de estética encontré un trabajo como recepcionista, masajista, esteticista…. con un médico. Era  Julio del año 1988.

Trabajé con el Dr. Sanchis Cardona que me enseñó lo que me dio alas para comenzar mi vida actual. 2005 decidí que me aburría teniendo un sueldo mensual, quería cobrar por objetivos cumplidos, pero no fue posible. Esto acompañado de algunas malas acciones de ‘compañeras’ hicieron que decidiese desvincularme de la empresa a la que dediqué y me dedicó casi 20 años. Pedí un préstamo junto a mi hermana Isabel Avivar y me lancé a la aventura de la empresa. Ya no he podido salir de esta incertidumbre que a mí, en la intimidad, me da seguridad.

Como persona inquieta y  diligente he ido formándome hasta hoy sin parar dentro del campo de la salud.  He tenido la gran suerte de vivir el nacimiento y crecimiento de la medicina y la cirugía estética en España de la mano del Dr. Néstor Asurey que generosamente regaló su saber a muchos, muchísimos médicos. Y a mí en particular me regaló su visión de la vida única (lamento todos los días no tenerlo físicamente cerca). Trabajar durante años en los quirófanos con él fue de las mejores cosas que me han ocurrido laboralmente.

Por último dar constancia de que ayudo a diario y he ayudado a muchas personas ha sentirse mejor y a otras a comprender que un cambio físico a veces te ayuda a mejorar tu vida y otras no.

En esta web podrás tener la opción de mejorar y/o evolucionar  tu cuerpo y  tu psique. Ponemos a tu disposición belleza, dietética y nutrición y desarrollo personal que hasta hoy han mejorado la vida de los miles de clientes que nos han acompañado en estos años.

Estoy deseando conocerte.

Rosa Avivar.

marzo 3, 2013